Condición humana

agosto 29, 2008

Hace unos meses, cuando un buen amigo regresó de República Dominicana a España, me contaba que un dominicano de piel oscura le decía que él no era negro, que negros eran los haitianos (y lo decía con la carga despectiva con la que muchos dominicanos y dominicanas se refieren a los haitianos y las haitianas).

En estos días en República Dominicana, tenía una conversación con una compañera dominicana, también de piel oscura, que se reconocía en su negritud. Y me contaba que la mayoria de los dominicanos y las dominicanas tratan mejor a los españoles y las españolas (que en general, no trajeron a estas tierras nada bueno) que a los haitianos y las haitianas (que en general llegan a estas tierras a trabajar).

Miserable condición humana. Los oprimidos rinden pleitesía a sus explotadores y buscan a otros a los que poder explotar.

Anuncios

Vergüenza de sólo sentir vergüenza

agosto 1, 2008

Hoy regresé de Ecuador. En uno de los talleres en los que participé, una indígena saraguro, cuyo hijo reside en España, me decía que a ella le deba mucha vergüenza ver como las y los españoles tratan a los migrantes. Aludía en concreto a la brutal agresión que una joven ecuatoriana sufrió hace unos meses en el metro de Barcelona, video que fue difundido por varias televisiones.

En tránsito en el aeropuerto de Barajas, he visto a una joven indígena otavalo desubicada y asustada. Casuamente volaba hacia Valencia en el mismo avión que yo. Finalmente hemos esperado juntos al embarque y me ha contado algo de su historia. Su padre migró a España hace 16 años, cuando ella tenía apenas dos. Su madre migró 10 años después. No había vuelto a ver ni a su padre ni a su madre desde que ellos viajaron a España.

Llego a casa y reviso la prensa por internet, y me encuentro con la siguiente noticia: La Guardia Cívil investiga un vídeo de una brutal paliza a una menor en Colmenarejo. La menor es ecuatoriana. En la web de Antena 3 se puede ver el vídeo de la salvaje paliza.

No consigo quitarme de la cabeza la mirada asustada de la joven otavalo. No consigo quitarme de la cabeza la cara de pena de la señora saraguro cuando me decía que sentía vergüenza por lo ocurrido. Sólo acerté a decirle que en España eramos muchas las personas que también sentíamos vergüenza ante lo ocurrido. No consigo quitarme de la cabeza que eso no es suficiente. No es suficiente cuando se apalea como animales a las personas que llegan a nuestro país. No es suficiente cuando nuestros políticos y nuestros gobernantes los tratan como máquinas productoras. Si se necesitan que entren. Si no, se les expulsa. Siento vergüenza de sólo sentir vergüenza.


El Ejido

octubre 20, 2007

En diciembre de 1997, los empresarios Francisco Palenzuela y Juan Antonio Fernández, de El Ejido (Almería) secuestaron y apalearon a dos ciudadanos marroquíes y un argelino que unos días antes habían robado en un almacén propiedad de Palenzuela. Por ello, fueron condenados a 15 años de cárcel por dos delitos de lesiones y tres de detención ilegal.

Ahora el Partido Popular de Almería solicita el indulto de estos dos delincuentes. Los propios condenados ya solicitaron el indulto en 2005 y anunciaron violencia si no se les concedía.

En la moción presentada por el portavoz del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Almería, José Luis Aguilar, se argumenta que la alcaldía recoge “el sentimiento mayoritario de los ciudadanos”.

Sr. Aguilar, si la mayoría de sus conciudadanos tienen esos sentimientos, inscríbalos a todos en un curso urgente de Educación para la Ciudadanía.