Mesa de diálogo en Paraguay

octubre 9, 2008

Si hace apenas 3 días la noticia era la muerte de un dirigente campesino en Paraguay por la represión policial, hoy la noticia es que se ha constituido una mesa de diálogo entre el gobierno y las organizaciones campesinas. Las organizaciones campesinas piden que se aborde con celeridad la reforma agraria prometida por el presidente Lugo. El gobierno de Lugo se compromete a reformar las leyes necesarias (incluso la Constitución Nacional) para acelerar el Plan de Reforma.

En ese contexto de tensión en el que las organizaciones campesinas demandan una rápida respuesta a sus reivindicaciones, y el gobierno pretende acometer las reformas respetando el marco legal, la oposición (con una fuerte ascendencia sobre las cuerpos de seguridad) y los grandes terratenientes (que exigen mano dura contra los campesinos que ocupan tierras) van a intentar por todos los medios agudizar esa tensión.

Sin duda, la instalación de la mesa de diálogo es una buena noticia. Y sería mejor noticia que los actores sentados a la mesa fueran lo suficientemente inteligentes como para no tensar la cuerda hasta romperla.


Represión a campesinos en Paraguay

octubre 6, 2008

Leo con desolación la noticia de la represión policial a los campesinos sin tierra del Paraguay, que ha dejado una víctima mortal, el dirigente de la Asociación de Agricultores del Alto Paraná (ASAGRAPA) Bienvenido Melgarejo. La desolación es doble. Primero, por la pérdida de una vida. Segundo, porque la represión se ha dado bajo un gobierno que ha generado ilusión a muchas gentes (entre ellas, a mi mismo).

No me parecen una buena señal las declaraciones del ministrio del Interior socialista, Rafael Filizzola, quien ha afirmado a la prensa que “el Gobierno no tolerará las invasiones de propiedades privadas” y “que la policía seguirá realizando desalojos”.

Habrá que seguir con atención los próximos acontecimientos.


Radios comunitarias en Venezuela

septiembre 20, 2008

Hace unas semanas escribía sobre las radios comunitarias en Paraguay. El informe de HRW sobre Venezuela al que nos referíamos en los dos últimos posts, dedica un punto a hablar (favorablemente) de los medios comunitarios, y del apoyo que estos han tenido desde el Gobierno (pág. 81):

Después de haber sido excluidos durante años por los principales medios, una red de activistas comunitarios aprovechó el triunfo de Chávez de 1998 para promover el apoyo estatal para las iniciativas de radios comunitarias. Los activistas trabajaron con los legisladores chavistas para redactar leyes sobre medios alternativos que se encuentran entre las más avanzadas del hemisferio.

La ley de Venezuela consagra la obligación del gobierno de apoyar a las estaciones de radio comunitarias mediante el otorgamiento de habilitaciones y proporcionándoles capital de gestación, subsidios para infraestructura y capacitación.

(…)

De acuerdo con la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), hasta agosto de 2007, existían 266 estaciones de radio comunitarias y más de 30 medios televisivos comunitarios habilitados y en funcionamiento.

Como refería al hablar de Paraguay, frente a los medios de comunicación empresariales, que responden a intereses económicos concretos, las radios comunitarias son una alternativa interesantísima, una alternativa a potenciar. Y según HRW, parece que en eso el gobierno Venezolano si se ha puesto las pilas.


Paraguay. Amenaza de golpe de estado.

septiembre 1, 2008

Hace apenas diez días escribía desde Paraguay sobre el nuevo Paraguay. La prensa naciona e internacional no le iba a poner fácil las cosas al nuevo presidente Fernando Lugo. Las noticias que llegan ahora son tremendamentre preocupantes. El presidente denuncia un intento de golpe de estado.

Espero que si la situación se agrava, la prensa española tenga una postura decente. Aunque recordando los antecedentes, uno no puede ser demasiado optimista.

ACTUALIZACIÓN

El diario El País se hace hoy eco de la noticia.


Las radios comunitarias en Paraguay

agosto 23, 2008

Me escribe un amigo preguntándome por qué en el post de hace un par de días sobre Paraguay aludía específicamente a las redios comunitarias. Tal vez convendría comenzar hablando de lo que son las radios comunitarias. Pero mejor de lo que lo podría hacer yo, lo dicen en la web de AMARC ALC (Asociación Mundial de Radios Comunitarias – América Latina y el Caribe). Las radios comunitarias surgen con un componente educativo importante (ver la web de ALER – Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica) aunque rápidamente se transformaron en radios populares, trascendiendo ese componente educativo.

Las radios comunitarias han tenido un papel importante en América Latina, especialmente en las zonas rurales. No es únicamente un estereotipo la imagen del campesino o la campesina con una radio cercana mientras trabajan en el campo. Y Paraguay es un país eminentemente rural. Frente a los medios de comunicación empresariales, que responden a intereses económicos concretos, las radios comunitarias son una alternativa interesantísima en Paraguay, una alternativa a potenciar.

De momento, ya ha habido dos señales interesantes. Por un lado, la promesa del nuevo presidente Fernando Lugo de legalizar las radios comunitarias. Por otro lado, el nombramiento de Augusto Dos Santos, ex-director de la Radio Fe y Alegría, como Director de Comunicación de la Presidencia del nuevo gobierno.


El nuevo Paraguay

agosto 22, 2008

Leo desde Paraguay, el editorial de hoy en el diario El País, que titulan El nuevo Paraguay. Acostumbrado a los desmanes de la línea editorial de El País hacia América Latina de los últimos tiempos, me parece un editorial moderado, sin demasiada profundidad, pero que podría calificar incluso de sensato.

No obstante, no deja de sorprenderme la frase con la que inicia el último párrafo: “Lugo pretende moverse en la ambivalencia de un modelo de izquierda que no será copia exacta del de Venezuela, Bolivia o Ecuador, pero tampoco de Brasil, Argentina o Chile“.

Me encantaría conocer cuales son los criterios que hacen que el diario El País agrupe en un bloque a los gobiernos de Venezuela, Bolivia y Ecuador, y en otro bloque a los de Brasil, Argentina y Chile, más allá del criterio maniqueo de que los tres primeros son “malos malísimos” y los tres segundos “buenos, o al menos no tan malos”. Me encantaría, por ejemplo, saber que tienen en común la socialdemocracia progresista de Lula, el neoliberalismo encubierto de Bachelet y la política errática de los Kirchner.

Y en segundo lugar, me encantaría saber porqué para el diario El Pais, no replicar los modelos de ninguno de esos seis países, es “moverse en la ambivalencia” y no puede ser calificado como tener un modelo propio.


Sólo los pozos se hacen desde arriba

agosto 21, 2008

Aunque llegué tarde a Paraguay (tres días después de que asumiera Fernando Lugo como presidente) he aprovechado estos días para leer, ver y escuchar.

El mismo día de la toma de posesión, Lugo dio una rueda de prensa con 3 invitados excepxionales: Leonardo Boff, Eduardo Galeano y Ernesto Cardenal.

Galeano, exquisito con la palabra como siempre, dijo una de esas cosas que nunca debieran olvidarse: “un ingeniero amigo mío, que de esas cosas sabe mucho, me explicaba el otro día que lo único que se hace desde arriba son los pozos, que todo lo demás se hace desde abajo; y yo creo que este proceso de cambio que está empezando con tantas ganas, con este fervor de pueblo en varios países latinoamericanos, esta energía creadora, viene muy desde abajo y que por eso va a ser capaz de construir una realidad diferente“.

En estos días en Paraguay he podido ver como a mucha gente se le ilumina la cara cuando se habla de Lugo. Hay una especie de energía colectiva, tal vez esa energía creadora a la que se refería Galeano, que hace pensar que en los próximos años puede darse un proceso interesante en este país.

Sin duda no se lo van a poner fácil. Los que durante 6 décadas ostentaron el poder de forma ininterrumpida, los grandes empresarios, los grandes terratenientes del país no van a facilitar el cambio. Pero la gente, la gran mayoría del pueblo paraguayo desea ese cambio. Y ese es un potencial que Lugo no debería desaprovechar.

No podemos adivinar que pasará cuando termine el mandato presidencial de cinco años. Sin duda los colorados volverán a poner en marcha su maquinaria corrupta, la misma que no fue suficiente en estas elecciones.

Y para entonces, las organizaciones campesinas, indígenas, de mujeres, las radios comunitarias, los procesos de transformación social que existen en el país, deberían ser más fuertes que hoy. Y ese fortalecimiento debería ser prioritario en la agenda de gobierno de Lugo. El presidente no debería olvidar que solo los pozos se hacen desde arriba.