Crónicas guatemaltecas

diciembre 6, 2007

Como adelantaba en el post anterior, una semana en Guatemala inspira para algunos posts. Y lo primero que se me viene a la cabeza al recordar Guatemala, es la Desigualdad, con mayúsculas. Una desigualdad atravesada por tres variables que, a mi parecer, son las que configuran esa desigualdad con mayúsculas: clase, género e identidad.

Guatemala es uno de los países más desiguales del mundo. Según el Informe de Desarrollo Humano de 2006, la diferencia entre el 10% más rico y el 10% más pobre es de 48,2 veces. Y si además de haber nacido en Guatemala, eres indígena y mujer, tus posibilidades empeoran.

Según la Organización Mundial de la Salud, el hecho de nacer indígena en Guatemala supone tener una esperanza de vida promedio al nacer 17 años más baja que el resto del país y, en el caso de las mujeres, tener tres veces más posibilidades de morir. En un país en el que se estima que más del 60% de la población es indígena, únicamente uno de cada diez estudiantes universitarios lo es.

Por último, algunos datos ofrecidos por Amnistía Internacional sobre el feminicidio en Guatemala: 2.200 mujeres y niñas asesinadas entre 2001 y 2005; hasta 665 mujeres murieron violentamente en 2005; entre 2002 y 2005, los homicidios de hombres aumentaron en un 45%, y los de mujeres, un 63%.


Dos semanas y una muela

diciembre 6, 2007

Hace prácticamente dos semanas que no escribo nada en el blog. La primera de esas semanas la pasé en Guatemala. No consigo acostumbrarme a escribir en el blog desde un ciber, y esa era la única posibilidad que tenía en Guatemala. Cinco días en Xela y dos en la capital, que seguro que inspirarán algunos posts en las próximas semanas.

Y ya de regreso a Bogotá, lo que me ha mantenido alegado del blog ha sido un dolor de muelas (hay algo peor que un dolor de muelas?) al que esta mañana le he puesto solución (en realidad la solución se la puso el doctor Javier Mejía) de la mejor manera posible: desterrando de mi cuerpo la tercera muela del juicio.


De viaje

noviembre 16, 2007

Mañana por la mañana salgo de periplo latinoamericano por un mes. Si no sucede ningún imprevisto, pasaré por Ecuador, Colombia y Guatemala. Tres países distintos en coyunturas diferentes (aunque dos de ellos, Guatemala y Colombia, comparten el dudoso honor de encontrarse entre los más desiguales del mundo).

Ecuador en un momento esperanzador. Después del triunfo electoral de Rafael Correa y en plano proceso constituyente.

Colombia en un momento que pudiera ser crucial para su futuro, con la intermediación del presidente venezolano y la senadora liberal Piedad Córdoba entre el gobierno colombiano y las FARC en el proceso de canje humanitario.

Por último, Guatemala, el país indígena de Centroamérica, tras las recientes elecciones ganadas por el socialdemócrata Álvaro Colom al general Otto Pérez Molina del Partido Patriota.

Prometo crónicas desde Abya Yala.