Fonfría N

noviembre 7, 2007

Todavía no ha pasado al olvido el affaire Fonfría (si queréis seguir la estela, buscar por Fonfría en el buscador del blog).

Mañana el primero de varios juicios por persecución sindical. Mi apoyo a las y los afectados.

Y aprovechando la circustancia… no me consta que la Plataforma de Voluntariado Social de la Comunidad Valenciana, a la sazón miembro del patronato de Fundar se haya posicionado sobre esta situación. Si querés animarlos a ello, aquí os dejo su correo para que no tengáis que molestaros en buscarlo: platavol@platavol.org.


Fundar sigue en la prensa…

octubre 18, 2007

… y Esther Fonfría en su puesto de Gerenta.

Aquí pueden ver la noticia aparecida hoy en el diario Levante.

Me sigo sumando al reclamo de las Víctimas de Fonfría: Cese inmediato de Fonfría y readmisión de las y los trabajadores despedidos el pasado 31 de julio por motivos ideológicos.


+ Fonfría

octubre 9, 2007

Pensábais que el culebrón Fonfría había pasado a mejor vida, que me había olvidado de él… Pues tal vez yo si… pero hay quien no descansa. Y si no, pegadle un vistazo a este blog. Mi solidaridad y mi apoyo. Yo también pido su cese y la readmisión de las trabajadoras y trabajadores despedidos.


Esther Fonfría IV

septiembre 21, 2007

Depués del acto de protesta convocado ayer por CCOO en la puerta de la Fundación de la Solidaridad y el Voluntariado, actualizamos la relación de noticias aparecidas este mes en Levante y El País.

Y yo me pregunto ¿dónde estaban ayer los representantes de la Plataforma del Voluntariado (el presidente de la Plataforma ocupa uno de los puestos del patronato de la Fundación)?

El País (05/09/07): CC OO denuncia a la Fundació de la Solidaritat por “persecución ideológica”.

Levante (o5/09/07): CCOO denucia persecución sindical en el despido de seis trabajadores de FUNDAR.

El País (06/09/07): Los patronos de la Fundació de la Solidaritat reprueban la gestión de Fonfría.

El País (07/09/07): Fonfría viajó a Paris por cuenta de su fundación sin ir a la mayoría de actos.

Levante (07/09/07): Bancaja pide explicaciones a Cotino por los despidos de la Fundación de la Solidaridad.

El País (08/09/07): Cotino evita respaldar la gestión de Fonfría al frente de la Fundació de la Solidaritat.

Levante (08/09/07): Fundar se queda con la mitad de la plantilla por los despidos, las bajas y las excedencias.

Levante (08/09/07): Dos empleados ya denunciaron humillaciones en 2002.

El País (15/09/07): La Fundació de la Solidaritat paga a siete personas que trabajan en el Consell.

Levante (15/09/07): CC OO denuncia a Fundar por no darle la lista de contratados en 2007.

El País (21(09/07): Protesta contra la persecución sindical ante la sede de Fundar.

Levante (21/09/07): Protesta a las puertas de la fundación.

Levante (21/09/07): Bancaja se platea abandonar el patronato de Fundar por la gestión de Esther Fonfría.


Esther Fonfría III

septiembre 14, 2007

Espero no aburrir a lectoras y lectores con la saga de posts relativos a la señora Fonfría (para despistadas y despistados, recomiendo leer los dos capítulos anteriores antes de adentrarse en éste).

Hoy he recibido un comentario de una antigua trabajadora de la Fundación (pueden verlo aquí). Como ella misma dice, hay más de cuarenta personas que han padecido los excesos de la gerenta de esa Fundación. Y todas ellas merecen mi respeto. Pero me gustaría opinar sobre algunas cosas de las que dice.

Estando de acuerdo con ella cuando afirma que “en todos los partidos cuecen habas…“, no puedo estarlo cuando afirma que desde su punto de vista “no se trata de una cuestión política“.

Te recuerdo Maria José que esta señora fue Directora General de la Mujer, y ya en este organismo puso en práctica sus prácticas de acoso laboral. Despidió de forma improcedente a una buena cantidad de trabajadoras que la llevaron a juicio (y ganaron).

Como premio, la nombraron gerente de la Fundación de la Solidaridad. Y siguió desarrollando sus prácticas de acoso. Prácticas que fueron puestas en conocimiento de los responsables políticos de la Fundación, que no tomaron ninguna medida al respecto.

Cuando estas situaciones se denunciaron en prensa se promovió la firma de una carta, desmintiendo esa situación, entre las trabajadoras y trabajadores de la Fundación, a los que se intimidó para que la firmaran (¿recuerdas ese episodio?).

¿Y sigues pensando que no existen responsabilidades políticas?

Me sugieres que publique la carta que en su momento envié a la gerenta y a los patronos. Aquella carta que le dirigía el 11 de marzo de 2002, comenzaba:

Me dirijo a usted como trabajador de la Fundació de la Solidaritat i el Voluntariado de la Comunitat Valenciana, de la que es gerenta. Me dirijo también a usted como ciudadano que pago mis impuestos, con los cuales se financia una parte del presupuesto de esta Fundación. Me dirijo a usted incluso como impositor de Bancaixa, entidad que aporta la mayor parte del presupuesto de la misma. Pero, fundamentalmente, me dirijo a usted como persona firmemente convencida de que la solidaridad es un valor central de ese otro mundo posible en el que creo‘.

Desde hace más de cinco años no soy trabajador de la Fundación, pero sigo pagando mis impuestos, sigo siendo impositor de Bancaixa y sigo estando firmemente convencido de que la solidaridad es un valor central de ese otro mundo posible en el que creo.

Por eso me sigo sintiendo afectado por el hecho de que esta señora continúe de gerenta de una Fundación que lleva por apellido el de la ‘solidaridad’. Por eso y porque creo que en una sociedad democrática, la persecución sindical no es un problema que afecte únicamente a las personas perseguidas, nos afecta a todas y todos.

Hace más de cincuenta años, el pastor luterano alemán Martín Niemöller decía aquello que luego (parece que erróneamente) se atribuyera a su compatriota el dramaturgo y poeta Bertolt Brecht:

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista.

Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar.

Y seguimos actualizando las noticias de prensa:

El País (11/09/07): Fonfría tiene personas en nómina sin trabajar en su fundación.

Levante (11/09/07): Compromís pide a Fonfría que explique en las Corts los despidos de Fundar.


Esther Fonfría II

septiembre 10, 2007

Segundo capítulo después del post de ayer sobre la todavía gerenta de la Fundación de la Solidaridad y el Voluntariado de la Comunidad Valenciana.

Desde ayer, he rebuscado cajones y cajones intentando encontrar la carta que envié a la señora Fonfría el día 11 de marzo de 2002 (con copia a los patronos de la Fundación). Pensé que no la encontraría, porque desde ese momento me he mudado de casa unas cuantas veces… pero me equivocaba, la encontré.

La carta tenía cinco páginas largas. No se preocupen!! No la voy a reproducir entera (al menos en el post de hoy, tal vez en próximos capítulos).

Como las noticias de estos días en la prensa han girado alrededor de la “persecución sindical”, hoy sólo transcribo el párrafo que demuestra que esta situación no es nueva en esa Fundación. Recuerdo que estas cosas las escribía hace cinco años:

‘… a una compañera de esta Fundación la han despedido alegando, entre otros motivos, que”lideraba un movimiento para elegir un delegado de empresa”; es falso que esta compañera liderara este movimiento; la decisión de comenzar el proceso para elegir un delegado de empresa es una decisión libre de un grupo de trabajadoras y trabajadores de esta Fundación entre los que no estaba esta compañera; pero aunque fuera cierto, ¿en qué estado de derecho vivimos si en una Fundación de la Solidaridad y el Voluntariado, promovida en parte desde la administración pública éste es un motivo para el despido?

Y para los que no revisan la prensa, actualización de las noticias publicadas:

Levante (07/09/07): Tres demandas presentadas.

El País (09/09/2007): Recetas Camps de buen gobierno (ver al final de la nota).


Esther Fonfría

septiembre 9, 2007

Hoy retomo el blog, y de nuevo con una de INDIGNACIÓN. Así, con mayúsculas.

Les sugiero que lean el seguimiento que la prensa ha dado a los sucesos acaecidos en las últimas semanas en la Fundación de la Solidaridad y el Voluntariado de la Comunidad Valenciana:

El País (05/09/07): CC OO denuncia a la Fundació de la Solidaritat por “persecución ideológica”.

Levante (o5/09/07): CCOO denucia persecución sindical en el despido de seis trabajadores de FUNDAR.

El País (06/09/07): Los patronos de la Fundació de la Solidaritat reprueban la gestión de Fonfría.

El País (07/09/07): Fonfría viajó a Paris por cuenta de su fundación sin ir a la mayoría de actos.

Levante (07/09/07): Bancaja pide explicaciones a Cotino por los despidos de la Fundación de la Solidaridad.

El País (08/09/07): Cotino evita respaldar la gestión de Fonfría al frente de la Fundació de la Solidaritat.

Levante (08/09/07): Fundar se queda con la mitad de la plantilla por los despidos, las bajas y las excedencias.

Levante (08/09/07): Dos empleados ya denunciaron humillaciones en 2002.

Tal vez se me haya escapado alguna noticia, pero creo que si le dan un repaso a éstas, tendrán suficiente para hacerse una idea de la situación.

Pues bien, yo soy uno de esos empleados que en 2002 causaron baja voluntaria en la Fundación y denuncié las situaciones que se producían desde que Esther Fonfría asumió la gerencia, inició el hostigamiento a trabajadores y trabajadoras, y comenzó a desmantelar el -a mi parecer- interesante trabajo que hasta ese momento había promovido Fundación Bancaja desde el, hasta eso momento llamado, Centro Valenciano del Voluntariado.

Leer declaraciones de la señora Fonfría en las que explica lo numeroso de las bajas voluntarias ‘apuntando a los “bajos sueldos” y a la apuesta de la fundación por gente joven que saltaba a la empresa privada cuando tenía ocasión’ (El País, 05/09/07), o en las que dice que el origen de la demanda es el ‘lógico despecho y resentimiento de los afectados, a los que asegura entender y perdonar‘ (Levante, 05/09/07) da muestras inequívocas de la catadura moral de este personaje.

Y el hecho de que esta señora haya permanecido en su puesto durante estos años -con el conocimiento de los patronos de la Fundación de los hechos que sucedían- es una muestra de las profundas carencias democráticas de la sociedad en la que vivimos.