Desde Sao Paulo

agosto 24, 2008

Los complicados enlaces de las líneas aéreas me llevan a pasar la noche en la ciudad brasilera de Sao Paulo. Me alojo en un hotel en la avenida Paulista, uno de los principales centros financieros de la ciudad. Después de una semana en Paraguay, visitando comunidades campesinas y barrios populares, impresiona pasear por una avenida de seis carriles de circulación, con altos edificios acristalados.

Hace sólo veinticuatro horas visionaba en Asunción el documental Tekoha (para los guaraníes era un sistema de organización social, política, espiritual y de relación con el entorno que permitió a los pueblos originarios vivir en armonía con la naturaleza durante milenios). El documental, coproducido por la organización argetina CEMEP-ADIS que dirige mi buen amigo Raúl Aramendy, está realizado en el marco de la campaña “Una mano a la selva” en defensa de la selva paranaense.

En el documental, un cacique guaraní afirma que con la destrucción de la selva se está destruyendo su fuente de alimentos y medicamentos.

La imagen de la izquierda (pinchar para ampliar) es de una farmacia de la cadena brasileña Onofre (además de medicamentos, venden productos cosméticos). Desde la ventana del hotel puedo ver una de las farmacias de esta cadena. Según me cuentan, la primera que se abrió. Cuando uno pasa por delante, hasta que ve la palabra “saúde” no acaba de percatarse de que se encuentra delante de una farmacia. Sin duda, parece una tienda de ropa de moda.

Para los guaraníes, los plantas que desaparecen con la desaparición de la selva son sus medicamentos. Para los propietarios de Onofre, sin duda los medicamentos son una mercancía mas que se tiene que ofrecer de forma atractiva para vender cuanto más mejor.

Anuncios

El nuevo Paraguay

agosto 22, 2008

Leo desde Paraguay, el editorial de hoy en el diario El País, que titulan El nuevo Paraguay. Acostumbrado a los desmanes de la línea editorial de El País hacia América Latina de los últimos tiempos, me parece un editorial moderado, sin demasiada profundidad, pero que podría calificar incluso de sensato.

No obstante, no deja de sorprenderme la frase con la que inicia el último párrafo: “Lugo pretende moverse en la ambivalencia de un modelo de izquierda que no será copia exacta del de Venezuela, Bolivia o Ecuador, pero tampoco de Brasil, Argentina o Chile“.

Me encantaría conocer cuales son los criterios que hacen que el diario El País agrupe en un bloque a los gobiernos de Venezuela, Bolivia y Ecuador, y en otro bloque a los de Brasil, Argentina y Chile, más allá del criterio maniqueo de que los tres primeros son “malos malísimos” y los tres segundos “buenos, o al menos no tan malos”. Me encantaría, por ejemplo, saber que tienen en común la socialdemocracia progresista de Lula, el neoliberalismo encubierto de Bachelet y la política errática de los Kirchner.

Y en segundo lugar, me encantaría saber porqué para el diario El Pais, no replicar los modelos de ninguno de esos seis países, es “moverse en la ambivalencia” y no puede ser calificado como tener un modelo propio.


MST

agosto 8, 2008

En estos días recordaba una anécdota de hace unos años cuando visitó Valencia un compañero del Movimento dos Trabalhadores Rurais Sem Terra (MST). Nos contaba como la Constitución Brasileña explicita que toda propiedad ha de cumplir una función social, y como en el artículo 184 dice que “Es competencia de la Unión expropiar por interés social, para fines de reforma agraria, el inmueble rural que no está cumpliendo su función social, mediante previa y justa indemnización en títulos de deuda agraria (…)”, y nos contaba como el MST identifica lo que interpreta son tierras rurales improductivas que no cumplen con su función social y las ocupa.

Cuando luego le contábamos acerca de la situación de la vivienda en España (en resumen, miles de viviendas vacías, y miles de personas sin acceso a una vivienda digna), el compañero del MST nos hacía un ofrecimiento. Que algunos compañeros del MST vinieran a España a acompañar el proceso de organización de la gente sin acceso a vivienda, con el propósito de iniciar un movimiento de ocupación de las viviendas vacías. Aquello podría haber sido el germen del MSV (Movimiento de los Trabajadores Sin Vivienda).

Ahora pienso que fue una pena no aceptar el ofrecimiento. Me encantaría conocer la opinión del presidente Zapatero, tan defensor de derechos, si las y los trabajadores sin acceso a vivienda se organizaran para ocupar pacíficamente las viviendas que en la actualidad no cumplen con su función social.

Porque, conviene recordar, el artículo 47 de la Constitución Española dice que “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada”.


Algo se está moviendo en el mundo

noviembre 4, 2007

Así comienza el artículo “ALBA, Petrocaribe, Petrosur y ahora Banco del Sur” de Pascual Serrano. Todas ellas propuestas impulsadas por el mismo que la prensa moderadamente progresista española califica de lider populista trastornado.

Un análisis calmado, como el que hace Serrano en su artículo, nos puede arrojar una visión diferente de la que, como el mismo dice “no parece que nos estemos dando cuenta en Europa“.

Petrocaribe y Petrosur, junto con Petroandina y Petroamérica son distintas iniciativas de integración energética dirigidas a “establecer mecanismos de cooperación e integración sobre la base de la complementariedad y haciendo un uso justo y democrático de los recursos energéticos para el mejoramiento de sus pueblos (del continente americano)”

El ALBA (Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) es una propuesta de integración diferente, que “pone el énfasis en la lucha contra la pobreza y la exclusión social, y por lo tanto, expresa los intereses de los pueblos latinoamericanos“.

Ahora, el Banco del Sur, una organización multilateral financiera que de momento integran siete países latinoamericanos (Venezuela, Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay y Uruguay) y que surge como alternativa a las instituciones multilaterales financieras surgidas en Bretton Woods. Venezuela ya anunció en mayo la salida del FMI y el BM. Ecuador anda por la misma senda. Otros países del continente han saldado sus deudas con el FMI y han anunciado que no van a solicitar más préstamos.

Y me permitiría incluir en esta lista a Telesur, una televisión que “nace de una evidente necesidad latinoamericana: contar con un medio que permita, a todos los habitantes de esta vasta región, difundir sus propios valores, divulgar su propia imagen, debatir sus propias ideas y transmitir sus propios contenidos, libre y equitativamente“.

Las “locuras del lider populista” apuntan a un proceso de integración regional asentado en un nuevo modelo de intercambios comerciales, la soberanía energética, la soberanía financiera y un medio de comunicación alternativo. Y además se permite extender su solidaridad al mismo corazón de su principal enemigo. ¿Será que no está tan loco?


Subiendo el tono

octubre 11, 2007

No es ningún secreto por donde discurre la línea editorial de El País en relación a los gobiernos de izquierda en América Latina. El editorial de hoy en relación a la propuesta de Chávez de constituir el Banco del Sur como alternativa a las instituciones financieras multilarales, no tiene desperdicio.

Una cosa es crear Tele-Sur, la cadena de información y doctrina que quiere vender al mundo de habla española la versión bolivariana y socialista de la historia, signifique eso lo que signifique, y otra muy diferente crear un banco, también del Sur, que compita con las instituciones crediticias internacionales

Lo de Tele-Sur es pura doctrina. Lo de El País, obviamente, es pura información objetiva. Pero, en cualquier caso, una cosa es crear un canal de televisión (y ya molesta), pero crear un banco!! Qué se habrá creido este Chávez!!

…el proyecto deja de ser un trasunto de Caracas, cuyas credenciales democráticas son cada día más dudosas…

El País se arroga la capacidad de otortar credenciales democráticas…”

Esa transversalidad entre socialdemocracias a la europea, gobernación que podemos predicar de Brasil, Uruguay, y hasta cierto punto Argentina, a la espera de ver qué ocurre en Ecuador, y la izquierda más agreste e inclasificable de Venezuela y Bolivia, es lo que más anima a dar un margen de confianza a una institución presuntamente encaminada a prestar sin contrapartida política, al revés, según dice esa izquierda radical, del Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial.

Brasil, Uruguay, y hasta cierto punto Argentina consiguen la credencial democrática otorgada por El País, por supuesto la izquierda radical, agreste e inclasificable de Venezuela y Bolivia no la consiguen.

¿Como se le ocurre a estos radicales de izquierdas, agrestes e inclasificables afimar que el FMI y el BM prestan dinero con contrapartidas políticas?

Señores editorialistas de El País, ¿han oído ustedes hablar de los Planes de Ajuste Estructural? Según Patxi Zabalo, en el Diccionario de Acción Humanitaria y Cooperación al Desarrollo editado por HEGOA, es un “Conjunto de medidas de política económica basadas en la austeridad y en la liberalización de la economía para posibilitar el saneamiento financiero y un futuro crecimiento económico. Normalmente, un Programa de Ajuste Estructural (PAE) es la condición impuesta por el FMI y/o el BM a un país para otorgarle respaldo financiero destinado a afrontar un grave problema de pagos internacionales.

Esto, en castellano antiguo, se llama prestar dinero con contraprestaciones políticas.


Fujimori

septiembre 22, 2007

La prensa peruana, la chilena y la de buena parte del mundo recogen hoy la noticia del fallo de la Corte Suprema de Chile aprobando la extradición a Perú del ex presidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000) por dos delitos de violaciones de los derechos humanos y corrupción.

Las principales organizaciones internacionales de Derechos Humanos celebran la noticia (y yo me sumo a la celebración) y la califican de decisión sin precedentes.

Amnistía Internacional la califica como un paso clave hacia la justicia.

Human Rights Watch la celebra y la califica como una decisión que no tiene precedentes.

La Federación Internacional de Derechos Humanos (agupa a 155 organizaciones de Derechos Humanos) afirma que con esta decisión se resquebraja la inmunidad e impunidad de los jefes de Estado.

Ahora queda esperar a que la justicia peruana cumpla con su obligación. Con todos los problemas y dificultades, en Argentina se están dando pasos en ese sentido, en Chile imputaron a Pinochet, en Colombia a pesar de la tremenda situación que atraviesa el país las organizaciones de Derechos Humanos siguen luchando para que no queden impunes las violaciones a estos Derechos, en Brasil el Estado ha sumido oficialmente en un documento que hubo tortura, secuestros y desapariciones practicados por el propio Estado… y me pregunto (ya me lo preguntaba en un post hace unas semanas), ¿para cuando en España una ley que recoja los principios de Verdad, Justicia y Reparación respecto de las víctimas de nuestra dictadura?


Prensa argentina

septiembre 3, 2007

Leyendo la prensa argentina de hace unos días, me encuentro con dos noticias sobre dos países vecinos que me llaman la atención, por motivos dispares:

En el diario Clarín del 30 de agosto, el titular es:

“El alcalde de Santa Cruz propuso dividir a Bolivia en dos naciones“.

El subtitular es tan elocuente (El Estado provincial con más recursos económicos) que no haría falta ni comentar la noticia. No es nueva la propuesta de las clases dominantes de Santa Cruz de la Sierra (que aglutinan recursos agrícola-ganaderos, industria forestal avanzada, oro, gas y petróleo, y uno de los yacimientos de hierro más importantes del mundo). Propuestas parecidas hacen en Ecuador las clases dominantes de Guayaquil, y en Venezuela las del Estado de Zulia. En su momento también se hablo de partir la Argentina en dos países. La consigna es clara, si no puedes con el país, al menos quédate con la parte del país en la que se concentran los principales recursos. Y siempre, detrás de estas propuestas, aparece más o menos encubierto el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica.

El segundo apunte, del mismo día, es del diario Página 12:

“TORTURA”

Las primeras líneas de la nota afirman en boca de la vicepresidenta de la ONG Tortura Nunca Más, Cecilia Coimbra, que “Es la primera vez que el Estado brasileño asume oficialmente en un documento que hubo tortura, secuestros y desapariciones practicados por el propio Estado”. Pronunció estas palabras en la presentación del libro “Derecho a la Memoria y a la Verdad” en el que se recupera la historia de más de 400 militantes desaparecidos durante la dictadura en Brasil (1964-85), presentación llevada a cabo en el Palacio Presidencial de Planalto, con la presencia del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Me imagino al presidente de España presentando en La Moncloa un libro sobre la tortura, secuestros y desapariciones practicados durante la dictadura franquista… y de repente suena el despertador. Y me pregunto, ¿para cuando en España una ley que recoja los principios de Verdad, Justicia y Reparación respecto de las víctimas de ese periodo trágico de nuestra historia?