UNASUR

mayo 23, 2008

Hoy se ha firmado en Brasilia el acta constitutiva de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). Una noticia importante, de la que no encuentro (de momento, al menos) reflejo en la prensa española.

La idea de conformar esta Unión de Naciones Suramericanas surgió en diciembre de 2004, en una reunión de presidentes delebrada en Cusco, Perú. Tres años y medio después, se materializa esta idea, la de una comunidad integrada por las 12 naciones suramericanas (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Suriname, Uruguay y Venezuela).

Surge así un bloque regional con una extensión de 17,6 millones de km2 (la Unión Europea tiene algo más de 4 millones), una población de 377 millones de habitantes (frente a los cerca de 500 de la UE), un producto interior bruto de 1,5 billones de dólares, y una imponente biodiversidad y diversidad cultural. Es la región que más alimentos produce en el mundo, y concentra algo más de la cuarta parte del agua dulce del mundo.

Anuncios

Blackwater en América Latina

mayo 13, 2008

Seguro que han oído hablar de la compañía estadounidense Blackwater. Se trata de una empresa que ofrece servicios militares de seguridad. Cerca de un 90% de sus beneficios proceden de contratos con el Departamento de Estado de Estados Unidos, y se ha hecho tristemente famosa por su participación en la ocupación ilegal de Irak.

Involucrada en asesinatos indiscriminados de población civil, Paul Bremer (estadounidense, jefe de la Autoridad Provisional de la Coalición hasta el 28 de junio de 2004), firmó justo el día antes de dejar su puesto la orden 17 que da inmunidad a Blackwater en contra de cualquier aplicación de la ley de Irak por incidentes como matar civiles (“Contractors shall be immune from Iraqi legal process with respect to acts performed by them pursuant to the terms and conditions of a Contract …“).

Esta semana, el peridista norteamericano Jerremy Scahill, presentaba en España su libro “Blackwater. El auge del ejército mercenario más poderoso del mundo”, editado por Paidós. En el libro se destapan “las conexiones de este grupo de mercenarios al amparo del gobierno de Estados Unidos tras los atentados del 11-S, cuando toda la maquinaria del terror norteamericana inició una marcha de difícil vuelta atrás“. En la presentación, afirmaba que la compañía tiene la vista puesta en Latinoamérica como mercado de futuro, y como lugar de reclutamiento para mano de obra barata.

En definitiva, la privatización de la guerra, en manos de una empresa estadounidense, con estrechas relaciones con su gobierno. Un negocio de la muerte, que contrataría “carne de cañón” latinoamericana, para que mate a otros latinoamericanos. América Latina pone los muertos. Estados Unidos
se queda los beneficios. La historia continúa.


América Latina

abril 22, 2008

Confirmada la victoria electoral de Fernando Lugo en las presidenciales paraguayas, me he molestado en dar un repaso a la situación en los 20 países que conforman la llamada América Latina.

Más de la mitad de ellos (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Cuba, Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Uruguay y Venezuela) se encuentran en manos de gobiernos de izquierda (en un sentido amplísimo, que va desde la socialdemocracia hacia posturas más progresistas). En esos doce países vive más del 60% de la población latinoamericana. Únicamente dos grandes países (en términos poblacionales), México y Colombia siguen en manos de gobiernos de derecha.

Como dice el amigo Juan de Testigo Accidental, en su comentario al post anterior, “Parece que América del Sur se está poniendo en pie y eso es una noticia buena para toda la humanidad. Espero que sus futuros gobernantes sepan agradecer la confianza que les han depositado y no les decepcionen”.

En cualquier caso, creo que vale la pena seguir de cerca esos procesos, apoyarlos en la medida de nuestras posibilidades, y criticarlos de manera constructiva cuando cometan errores.