Cesan a Nacho Escolar

escolarLeo en el blog de Nacho que ha sido cesado. Lo lamento profundamente. Estos 15 meses largos de Público con Nacho al frente han sido un soplo de aire fresco en la prensa española. Cuatrocientos setenta y dos números con aciertos y errores, pero con voces que dificilmente podrían leerse en otros diarios españoles. Un diario dirigido por una persona joven (en el momento en que Público salió a la calle, Nacho no había cumplido los 32), sin prejuicios para escribir sobre la monarquía, la iglesia católica, la memoria histórica,…

Me gustaría que la propiedad del diario, explicara los motivos que han llevado a esta situación.

Anuncios

4 Responses to Cesan a Nacho Escolar

  1. Tomasini dice:

    “Público” se convierte en “El País”

    Cuando nació el diario “La Razón”, Anson tardó años en conseguir que alguien que no fuera una Administración pública lo comprase. Anson regaló croissants, el “Qué me dices”, y lo que hiciera falta con tal de que alguien se molestase en comprar ese periódico que no parecía interesar a nadie. Años después, y por increíble que parezca, y que sigue pareciendo, La Razón logró hacerse con un hueco de mercado.

    “Público” apareció en 2007 como un intento de acceder a nuevos lectores, generalmente jóvenes, la mayoría de izquierdas y normalmente desencantados con la oferta mediática convencional. Para conseguir ese objetivo, “Público” adoptó varias medidas: un precio más bajo de lo habitual (50 céntimos) un diseño más o menos sensacionalista que recordaba a los diarios gratuitos y artículos más cortos y más explícitamente connotados en lo político. Esto último, combinado con una estructura de secciones innovadora que daba mucha más cabida a la ciencia, a la tecnología y a productos de ocio como los videojuegos, constituía una apuesta arriesgada pero, como mínimo, de éxito plausible.

    Para garantizar el éxito, pusieron al frente a Ignacio Escolar, amigo de LPD y de quien esto escribe (lo digo para que nadie se llame a engaño). Escolar es un periodista joven (de 31 años en el momento de hacerse con el cargo) y cuya labor, casi desconocida para los jefes de la tribu (los periodistas que llevan al menos desde 1976 mandando y haciendo siempre lo mismo, a veces desde los mismos medios que en 1976), era ya reconocida por buena parte de ese público joven y de izquierdas al que “Público” supuestamente quería dirigirse.

    En apenas un año –un año, además, de fuerte crisis en el sector, a causa de la escasez publicitaria-, “Público” se hace con un nicho de mercado, consigue un carácter distintivo y reconocible que le permite competir en el sector. Y compite, además, donde más interesa: en el largo plazo, haciéndose con nuevos lectores. “Público” no le quita muchos lectores a “El País”, pero sí impide que “El País” se haga con muchos nuevos lectores.

    Hoy descubrimos que la dirección de “Público” ha despedido a Ignacio Escolar, no se sabe muy bien por qué razones, pues no se explican (y resultan, en lo que a mí se refiere, inexplicables). El sustituto, Félix Monteira, es un respetado periodista de 58 años que ha abandonado recientemente “El País”, donde ha pasado más de 30 años, más o menos la edad que tiene Escolar (y probablemente más que la edad del lector medio de “Público”). El mensaje –queremos a un tipo serio, un señor mayor, para competir con “El País”- no puede ser más diáfano. Y más erróneo. Un año después de contratar para despedir rápidamente a Ernesto Ekáizer, “Público” lo vuelve a hacer. El modelo “La Razón” (alguien “de toda la vida” para hacer lo mismo de siempre con el beneplácito de los grandes anunciantes) triunfa sobre cualquier oportunidad de innovar en un plano que vaya más allá de los periódicos rediseños de la cabecera para parecer más moderno.

    Por resumir: en el 75, con el cambio de régimen, algunos periodistas jóvenes, no quemados por el franquismo, lograron hacerse con puestos directivos y desarrollar un nuevo periodismo. De resultas de lo cual, se quedaron 30 años, y subiendo, en sus puestos directivos.

    En 2007 alguien piensa que ya va siendo hora de cambiar algo y le da un puesto directivo a un periodista nacido en la década de los 70. El periodista, que es un tipo listo y que sabe interpretar los deseos e intereses de la gente de su generación (y de generaciones posteriores), consigue hacer, por primera vez en 30 años, un producto innovador en papel, y consigue, lo que es más importante, llegar al público al que no llega nadie. El resultado: le despiden y ponen al frente a un periodista de 58 años que lleva 30 en “El País”. Por el mismo precio, podrían haber puesto a Anson.

    Guillermo López

  2. […] es lo que cuenta \ Papers papers \ Alberto Hugo Rojas \ Kaosenlared.net \ Garita roja \ Cositas de la vida \ El portal de Belén \ Cristina Fallarás \ El Mercurio Digital \ Quinta Tinta \ Óscar […]

  3. irichc dice:

    Cuando dices “sin prejuicios” quieres decir sin prejuicios favorables, imagino. Hay que ser basura humana para tener a la novia embarazada y predicar a favor del aborto libre. Y como es algo terriblemente antinatural, sólo puede ser un prejuicio.

  4. Tomasini dice:

    Yo creo que cuando dice sin prejuicios, quiere decir que los juicios no sean de la Edad Media, de los juicio de los chicos de la hoguera, Aunque con Yavhé de los Ejércitos judeocristianos de vuestro lado, cualquiera os rebate algo.
    Jodó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: