La refundación del capitalismo

El presidente francés Nicolas Sarkozy proponía hace apenas un mes un encuentro de “los principales líderes mundiales para refundar el capitalismo, “tal y como se hizo en la conferencia de Bretton Woods tras la II Guerra Mundial”.

Hace algo más de 60 años, en el complejo hotelero de Bretton Woods (New Hampshire, Estados Unidos) se reunieron 44 naciones. Al dictado de los Estados Unidos, se crearon el BIRF (Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento), embrión del actual Banco Mundial, y el FMI (Fondo Monetario Internacional), y se sentaron las bases para la creación 3 años después del GATT (Acuerdo General sobre Comercio y Aranceles).

Ahora afirman que hay que refundar el capitalismo y para ello se van a reunir, de nuevo en Estados Unidos, los países del G-20. En el que ya se ha dado en llamar Bretton Woods II, se reunirán menos de la mitad de los países que lo hicieron en el Bretton Woods I. Si además tenemos en cuenta que hace 60 años una buena parte de los países actualmente existentes eran colonias, la conclusión es clara. Las bases del Capitalismo 2.0 las definirán un grupo de países más reducido que los que sentaron las de la versión original. Por si alguien se hace la pregunta, no está de más recordar que en el mundo existen 177 países. A eso se le llama democracia.

Dicho de otra manera, igual que hicieron algo más de 60 años, unos puñado de países se vana reunir a ver como se reparten el pastel a costa del resto. Por si la cosa no está lo suficientemente clara, de nuevo Nicolas Sarkozy, en un esfuerzo pedagógico sin precedentes, nos da algunas pistas, proponiendo la creación de fondos soberanos para evitar que capitales extranjeros compren empresas europeas ahora que están baratas. Que una cosa es que los europeos anden comprando las empresas de medio mundo, y otra, bien distinta es que vengan los extranjeros a comprar las nuestras. A eso se le llama libre mercado.

Lamentablemente, la principal preocupación de los medios de comunicación españoles es si España acudirá o no acudirá a la dichosa cumbre, a defender los intereses patrios, por supuesto. Los intereses de los otros 156 países no invitados al reparto, no nos importan un culo. A eso se le llama la función social de los medios de comunicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: