La Virgen de la Macarena

La de la foto es la sevillana Virgen de la Macarena. La hermandad de la Virgen de la Macarena en Sevilla tiene cerca de 3.000 nazarenos, siendo la más numerosa de la ciudad. En estos días he sabido que el paso de esta virgen que sale en procesión cada año en Semana Santa luce desde la Guerra Civil un fajín del Teniente General Gonzalo Queipo de Llano.

Para quienes no sepan quien es el señor Queipo de Llano, conviene recordar que fue uno de los militares sublevados en el golpe de estado de 1936 que dio origen a la Guerra Civil.

Se hizo famoso por sus alocuciones en Radio Sevilla, de las que el juez Baltasar Garzón recoge algunos extractos en al auto en el que se declara competente para investigar los crímenes de la dictadura franquista:

“Yo os autorizo a matar, como a un perro, a cualquiera que se atreva a ejercer coacción ante vosotros: Que si lo hiciereis así, quedaréis exentos de toda responsabilidad.”

“¿Qué haré?. Pues imponer un durísimo castigo para callar a esos idiotas congéneres de Azaña. Por ello faculto a todos los ciudadanos a que, cuando se tropiecen a uno de esos sujetos, lo callen de un tiro. O me lo traigan a mi, que yo se lo pegaré.”

“Nuestros valientes legionarios y regulares han enseñado a los rojos lo que es ser hombre. De paso también a las mujeres de los rojos que ahora, por fin, han conocido hombre de verdad y no castrados milicianos. Dar patadas y berrear no las salvará.”

“Ya conocerán mi sistema: por cada uno de orden que caiga, yo mataré a diez extremistas por lo menos, y a los dirigentes que huyan, no crean que se librarán con ello; les sacaré de debajo de la tierra si hace falta, y si están muertos, los volveré a matar.”

También recoge el juez Garzón un extracto de un bando militar de Quiepo de Llano del 24 de julio de 1936 en el que decía:

“Serán pasado por las armas, sin formación de causa, las directivas de las organizaciones marxistas o comunistas que en el pueblo existan y en el caso de no darse con tales directivas, serán ejecutados un número igual de afiliados, arbitrariamente elegidos”.

Más de 70 años después la Virgen de la Macarena sigue luciendo cada año el fajín de semejante miserable, y su cuerpo yace en la Basílica de la Macarena.

Mientras tanto, la jerarquía de la iglesia católica hace esfuerzos desde su cadena de radio por limpiar la imagen del sanguinario militar. Les sugiero que no se pierdan la entrevista (aquí) que en la cadena de la Conferencia Episcopal le hicieron a Jorge Fernández-Coppel, autor del libro “Queipo de Llano, Memorias de la Guerra Civil”.

Esta es la jerarquía de la Iglesia Católica Española que todavía se atreve a dar lecciones de moral, y que tiene en sus manos la educación de buena parte de los niños, niñas y jóvenes de este país.

Anuncios

One Response to La Virgen de la Macarena

  1. […] unos días reproducía un fragmento de las famosas alocuciones radiales de Queipo de Llano. Aquellas en las que afirmaba que […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: