Radios comunitarias en Venezuela

Hace unas semanas escribía sobre las radios comunitarias en Paraguay. El informe de HRW sobre Venezuela al que nos referíamos en los dos últimos posts, dedica un punto a hablar (favorablemente) de los medios comunitarios, y del apoyo que estos han tenido desde el Gobierno (pág. 81):

Después de haber sido excluidos durante años por los principales medios, una red de activistas comunitarios aprovechó el triunfo de Chávez de 1998 para promover el apoyo estatal para las iniciativas de radios comunitarias. Los activistas trabajaron con los legisladores chavistas para redactar leyes sobre medios alternativos que se encuentran entre las más avanzadas del hemisferio.

La ley de Venezuela consagra la obligación del gobierno de apoyar a las estaciones de radio comunitarias mediante el otorgamiento de habilitaciones y proporcionándoles capital de gestación, subsidios para infraestructura y capacitación.

(…)

De acuerdo con la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), hasta agosto de 2007, existían 266 estaciones de radio comunitarias y más de 30 medios televisivos comunitarios habilitados y en funcionamiento.

Como refería al hablar de Paraguay, frente a los medios de comunicación empresariales, que responden a intereses económicos concretos, las radios comunitarias son una alternativa interesantísima, una alternativa a potenciar. Y según HRW, parece que en eso el gobierno Venezolano si se ha puesto las pilas.

Anuncios

One Response to Radios comunitarias en Venezuela

  1. Monty dice:

    Supongo que la gran mayoría de lectores de ‘CDLV’ (vamos a ponerle un punto cool al blog, jeje) recordarán el lamentable episodio del programa de la Ser en el que echaron con cajas destempladas a Carlos Fernández Lira, profe de la Complu, por meterse con el grupo Prisa a cuenta de una conversación/debate que tenían sobre la visita de Chávez a España.

    Carlos escribió por esas fechas (creo que antes), un artículo en Rebelión, al que merece la pena ponerle algo de atención. Maneja una idea-fuerza, sólo una, pero a mi juicio tan contundente e incontestable que uno no entiende como eso no es “lo normal”, “lo lógico”, lo que “se cae de su peso”. Ay, si el gran Perogrullo levantara la cabeza.

    La idea suena a demonio rojo, ¡cómo no!, porque un derivado de la palabra ‘Estado’ conforma el concepto: estatalizar la presna. Lejos de querer decir que haya un único mejdio y que esté bajo el control del gobierno, la idea es tan sencilla como replicar la función pública en otros contextos como la sanidad, la educación, o todavía más extremo, la judicatura. En el fondo, ya está inventado…en papel. En España, esa gran nación libre y democrática, reducto de los valores de Occidente, ya lo tenemos, ¿no? Y así nos va con la educación, con la salud, con la justicia…

    Quizá la línea de Fernández Lira, las propuestas comunitarias en Paraguay o Venezuela, etc., son, como diría un buen amigo y maestro, “el camino…no me hagan caso, no me paren bola, pero ese es el camino”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: