De Buñol a Boyacá

De nuevo viajando por motivos de trabajo, esta vez escribo desde Colombia. En las últimas semanas escribí algunas entradas sobre la situación política de este país, y en concreto sobre el asunto de la parapolítica.

Pero de la lectura de la prensa de este fin de semana, la noticia que más me ha llamado la atención no tiene que ver con el conflicto armado, ni con la parapolítica, ni con la investigación al presidente Uribe por presunto delito de cohecho en la reforma constitucional que permitió su reelección en 2006 (y ya hay un grupo de amigos promoviendo una segunda reforma que le permita la segunda reelección en 2010), aunque seguramente de todo esto escribiré en los próximos días.

La noticia que más me ha llamado la atención… es que en Colombia, también hay una Tomatina. Como lo oyen (en este caso, como lo leen). La foto no es de la Tomatina de Buñol, es de la Tomatina de Boyacá. Solo se me ocurren dos explicaciones, o un buñolero se perdió en Boyacá, o un boyacense aterrizó en Buñol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: