Triunfó la justicia

Hace apenas 10 días, me preguntaba en un post si trinufaría la justicia en relación al juicio por persecución sindical contra Fundar. Hoy, regreso a Valencia después de dos semanas de viaje de trabajo y me encuentro con una buena noticia: la justicia triunfó: Fundar ha sido condenada por persecución sindical. Así aparece la noticia en los diarios El País (Condenada por persecución sindical la Fundación de la Solidaritat) y Levante (Los tribunales condenan a la Fundación de la Solidaridad por persecución sindical).

Ahora ya no sólo lo decimos muchos de las y los trabajadores que hemos pasado por esa Fundación. Lo dice también el Juzgado de lo Social número 12 de Valencia, que entiende que hubo persecución sindical y pide a la Fundación que “abandone su actitud inconstitucional”.

Porque, señora Fonfría, a usted que como a tantos otros dirigentes de su partido, el Partido Popular, se les llene la boca de Constitución, habría que recordarles que la libertad sindical es un derecho constitucional. Le recomiendo fervientemente la lectura del artículo 28, apartado 1 (Sección Primera. De los derechos fundamentales y las libertades públicas):

Todos tienen derecho a sindicarse libremente. La Ley podrá limitar o exceptuar el ejercicio de este derecho a las Fuerzas o Institutos armados o a los demás Cuerpos sometidos a disciplina militar y regulará las peculiaridades de su ejercicio para los funcionarios públicos. La libertad sindical comprende el derecho a fundar sindicatos y a afiliarse al de su elección, así como el derecho de los sindicatos a formar confederaciones y a fundar organizaciones sindicales internacionales o afiliarse a las mismas. Nadie podrá ser obligado a afiliarse a un sindicato.

A usted, señora Fonfría, que prefiere manejar una Fundación parapública como si fuera su cortijo privado, habría que ponerle como deberes que leyera todos los días antes de acostarse la Ley Orgánica de Libertad Sindical.

Terminaba el post al que aludía en el inicio de éste con una pregunta: ¿Será suficiente con que condenen a Fundar por persecución sindical para que cesen fulminantemente a su gerenta, Esther Fonfría?

Y ahora que ya la condenaron, me pregunto de nuevo. ¿Cuanto tiempo va a durar en su cargo una señora que ha violado la libertad sindical y ha mantenido actitudes inconstitucionales?

Anuncios

One Response to Triunfó la justicia

  1. Ay, ay, ay dice:

    A pesar de que hay una sentencia que condena a Fundar a readmitir a la trabajadora que denunció los hechos, mucho me temo que Fonfría seguirá en su puesto, como si oyera llover. No parece que su gran valedor, el conseller de Inmigración, vaya a mover un dedo. Pongo la mano en el fuego con que aquí van a oir llover, y a intentar que pase el chaparrón… como si con éso la cosa quedara olvidada. Es una vergüenza, pero ya se sabe… ellos en su línea de: açí no ha passat res!!!. Lo bueno es que, dimita o no, la cesen o no, Fonfría es ya la vergüenza pública de su partido, de Bancaja, de las ONG y su trayectoria la conocen ya amigos, parientes, parejas y vecinos de los afectados, así como trabajadores anónimos de los lugares más recónditos que, me consta, han seguido la noticia con sorpresa y estupor y, sin conocer a los afectados, hasta han celebrado felizmente la sentencia. Algo es algo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: