Desde Senegal

De nuevo de viaje, en esta ocasión por diez días a Senegal.

Viendo la cantidad de gente que en Dakar duerme en la calle, viendo las dificultades que atraviesa una buena parte de su población, sabiendo que algunas de las personas que te cruzas por la calle, tal vez mañana se monten en un cayuco como única esperanza para ellas y para sus familias, todavía resulta más indignante saber que hoy en Madrid una panda de desequilibrados peligrosos se estaban manifestando contra los paisanos de estas gentes.

Y resulta indignante saber que un Tribunal de (In) Justicia autorizaba esa manifestación. Y resulta indignante saber que en otro Tribunal una fiscal solicita un año de cárcel a un ciudadano cuyo delito fue cambiar en un edificio público la bandera rojigualda heredada del franquismo, por la tricolor republicana.

Me indigna pensar que ese es el país en el que se está educando mi hijo. Me indigna profundamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: