Ganas de exilio

Leo en el diario Público una noticia que incrementa mis ganas de exiliarme de este país: Expulsan de España por 10 años a un senegalés por vender discos pirateados. Y si a este buen hombre lo expulsan por 10 años por vender discos pirateados, por cuantos años deberían expulsar a Aznar (por embarcarnos en una guerra ilegal), o a Zaplana (por mangonear dineros públicos desde la alcaldía de Benidorm hasta el Ministerio de Trabajo, pasando por la Generalitat Valenciana), o al Obispo de Tenerife (por incitar a la pederastia) o al Arzobispo de Valencia (por decir que aprobar una ley para que se casen los homosexuales conduce al fin de la democracia), o a Teddy Bautista (por jodernos con el canon y criminalizar a esta pobre gente que se gana la vida con el top manta).

Según informa Público, a este senegalés lo detuvieron el pasado 6 de julio, y en cinco meses, sentencia y expulsión. Y sin embargo el juicio a Carlos Fabra por posibles delitos contra la Administración Pública y por presunto fraude fiscal lleva cuatro años en danza y han abandonado el caso siete jueces.

Como bien dice el fiscal Carlos Castresana (al que recientemente nombraron Director de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, excelente noticia para este país centroamericano): “La esencia de la democracia es el principio de la legalidad: que la ley rija y se aplique por igual a gobernantes y gobernados, a ricos y pobres, a poderosos y desfavorecidos“. Y en este país en el que vivimos, la democracia va de culo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: