Crónicas guatemaltecas

Como adelantaba en el post anterior, una semana en Guatemala inspira para algunos posts. Y lo primero que se me viene a la cabeza al recordar Guatemala, es la Desigualdad, con mayúsculas. Una desigualdad atravesada por tres variables que, a mi parecer, son las que configuran esa desigualdad con mayúsculas: clase, género e identidad.

Guatemala es uno de los países más desiguales del mundo. Según el Informe de Desarrollo Humano de 2006, la diferencia entre el 10% más rico y el 10% más pobre es de 48,2 veces. Y si además de haber nacido en Guatemala, eres indígena y mujer, tus posibilidades empeoran.

Según la Organización Mundial de la Salud, el hecho de nacer indígena en Guatemala supone tener una esperanza de vida promedio al nacer 17 años más baja que el resto del país y, en el caso de las mujeres, tener tres veces más posibilidades de morir. En un país en el que se estima que más del 60% de la población es indígena, únicamente uno de cada diez estudiantes universitarios lo es.

Por último, algunos datos ofrecidos por Amnistía Internacional sobre el feminicidio en Guatemala: 2.200 mujeres y niñas asesinadas entre 2001 y 2005; hasta 665 mujeres murieron violentamente en 2005; entre 2002 y 2005, los homicidios de hombres aumentaron en un 45%, y los de mujeres, un 63%.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: