Algo se está moviendo en el mundo

Así comienza el artículo “ALBA, Petrocaribe, Petrosur y ahora Banco del Sur” de Pascual Serrano. Todas ellas propuestas impulsadas por el mismo que la prensa moderadamente progresista española califica de lider populista trastornado.

Un análisis calmado, como el que hace Serrano en su artículo, nos puede arrojar una visión diferente de la que, como el mismo dice “no parece que nos estemos dando cuenta en Europa“.

Petrocaribe y Petrosur, junto con Petroandina y Petroamérica son distintas iniciativas de integración energética dirigidas a “establecer mecanismos de cooperación e integración sobre la base de la complementariedad y haciendo un uso justo y democrático de los recursos energéticos para el mejoramiento de sus pueblos (del continente americano)”

El ALBA (Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) es una propuesta de integración diferente, que “pone el énfasis en la lucha contra la pobreza y la exclusión social, y por lo tanto, expresa los intereses de los pueblos latinoamericanos“.

Ahora, el Banco del Sur, una organización multilateral financiera que de momento integran siete países latinoamericanos (Venezuela, Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay y Uruguay) y que surge como alternativa a las instituciones multilaterales financieras surgidas en Bretton Woods. Venezuela ya anunció en mayo la salida del FMI y el BM. Ecuador anda por la misma senda. Otros países del continente han saldado sus deudas con el FMI y han anunciado que no van a solicitar más préstamos.

Y me permitiría incluir en esta lista a Telesur, una televisión que “nace de una evidente necesidad latinoamericana: contar con un medio que permita, a todos los habitantes de esta vasta región, difundir sus propios valores, divulgar su propia imagen, debatir sus propias ideas y transmitir sus propios contenidos, libre y equitativamente“.

Las “locuras del lider populista” apuntan a un proceso de integración regional asentado en un nuevo modelo de intercambios comerciales, la soberanía energética, la soberanía financiera y un medio de comunicación alternativo. Y además se permite extender su solidaridad al mismo corazón de su principal enemigo. ¿Será que no está tan loco?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: