Un ejemplo…

… de lo que no debiera ser la Cooperación Internacional para el Desarrollo.

La señora que aparece en estos dos vídeos es alcaldesa del municipio gipuzcoano de Lasarte-Oria, Vicepresidenta del Euskal Fondoa y Presidenta de la Comisión de Coooperación al Desarrollo de la Federación Española de Municipios y Provincias.

La señora Urchueguia ha sido acusada de hacer negocio con la cooperación en Nicaragua. Después de ver estos dos vídeos, independiemente de la vercidad o no de esas acusaciones (para eso están los tribunales), esta señora es un ejemplo de lo que no debería ser la Cooperación al Desarrollo.

Esta señora lleva siendo alcaldesa de Lasarte-Ória, como ella misma afirma en el vídeo, 22 años. Esto, que para ella es motivo de orgullo (según ella misma afirma, es récord en España), para mí es una muestra de poca calidad democrática.

También se enorgullece de su carácter: “Yo tengo mucho carácter. Yo vivo en un mundo de hombres. Yo con 18 años tenía responsabilidades políticas y me ponía chaquetas de hombre, para cuando venían los de los bancos me tuvieran autoridad. Yo gestiono mucho dinero“. Pareciera que de tanto ponerse chaquetas de hombre, se le contagiaron los peores defectos del género masculino. Para empezar la capacidad de repetir la palabra YO en tan pocas frases.

Para continuar el ánimo de venganza: “Trataron de destruirme, no lo han conseguido. Pero desgraciadamente los perjudicados van a ser ustedes“, “Y en la vida eso se paga. Hay un dicho Roma no paga traidores“.

Como además, como ella misma afirma es “una mujer fuerte, educada en la fortaleza casi militar por mi abuelo“, parece que también se le contagiaron los peores instintos violentos de los militares: “Tendrán que trabajar mucho, y tendrán que eliminar a las víboras que permanecen en este pueblo“, “Si nosotros encontramos al responsable, iré a muerte“.

Tampoco debe tener muy claro la alcaldesa de Lasarte-Oria que la confidencialidad de las fuentes de información de un periodista es una de las piedras angulares de una prensa libre cuando afirma “Voy a pedir a los periodistas que nos digan, aunque creemos que lo sabemos, nombres y apellidos de las personas de aquí que han participado activamente para destruirme“. Le recomiendo que lea el artículo La protección de las fuentes periodísticas en el sistema europeo de derechos humanos, del profesor Íñigo Lazcano Brotóns.

Pero desde luego, lo que no tiene ni medio claro la señora Vicepresidenta del Eukal Fondoa y Presidenta de la Comisión de Cooperación al Desarrollo de la Federación Española de Municipios y Provincias (me pregunto, ¿esta señora es el mejor exponente de la cooperación municipal en Euskadi y en España?) son los principios internacionalmente reconocidos que deben regir la Cooperación Internacional.

El espectáculo de reparto de fondos que se recoge en el segundo vídeo es realmente bochornoso. “Yo he recaudado“, “Tengo recaudado“, “Voy a hacer entrega a los correspondientes organismos que he considerado que hacen una función importante“. El personalismo de esta señora es de escándalo.

Por cierto, que de los 944.485 dólares que afirma haber recaudado, en el acto hace entrega de 379.325 córdobas (lo que supone alrededor de 20.500 dólares, según la tasa de cambio vigente en la fecha) y afirma que va a satisfacer peticiones ¿personales? por un total de 500.000 córdobas (aproximadamente 27.000 dólares). Hasta llegar a los dólares que afirmaba haber recaudado, le faltan casi 900.000, lo que al cambio de la fecha supone aproximadamente 660.000 euros (algo más de 110 millones de las antiguas pesetas). Por no hablar que de los 379.325 córdobas que entrega en el acto, 164.790 (el 43%) son para el Real Madriz, un club de fútbol de la primera división nicaragüense.

Señora alaldesa de Lasarte-Oria, Vicepresidenta del Eukal Fondoa y Presidenta de la Comisión de Cooperación al Desarrollo de la Federación Española de Municipios y Provincias. Si toda la cooperación que está dispuesta a ofrecerle al pueblo de Somoto es la que refleja estos vídeos: paternalista, caritativa, asistencial, personalista,… incluso aunque las acusaciones de malversación sean falsas, le pido encarecidamente que le haga un favor a las ciudadanas y ciudadanos de Somoto: deje de cooperar con su pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: