Subiendo el tono

No es ningún secreto por donde discurre la línea editorial de El País en relación a los gobiernos de izquierda en América Latina. El editorial de hoy en relación a la propuesta de Chávez de constituir el Banco del Sur como alternativa a las instituciones financieras multilarales, no tiene desperdicio.

Una cosa es crear Tele-Sur, la cadena de información y doctrina que quiere vender al mundo de habla española la versión bolivariana y socialista de la historia, signifique eso lo que signifique, y otra muy diferente crear un banco, también del Sur, que compita con las instituciones crediticias internacionales

Lo de Tele-Sur es pura doctrina. Lo de El País, obviamente, es pura información objetiva. Pero, en cualquier caso, una cosa es crear un canal de televisión (y ya molesta), pero crear un banco!! Qué se habrá creido este Chávez!!

…el proyecto deja de ser un trasunto de Caracas, cuyas credenciales democráticas son cada día más dudosas…

El País se arroga la capacidad de otortar credenciales democráticas…”

Esa transversalidad entre socialdemocracias a la europea, gobernación que podemos predicar de Brasil, Uruguay, y hasta cierto punto Argentina, a la espera de ver qué ocurre en Ecuador, y la izquierda más agreste e inclasificable de Venezuela y Bolivia, es lo que más anima a dar un margen de confianza a una institución presuntamente encaminada a prestar sin contrapartida política, al revés, según dice esa izquierda radical, del Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial.

Brasil, Uruguay, y hasta cierto punto Argentina consiguen la credencial democrática otorgada por El País, por supuesto la izquierda radical, agreste e inclasificable de Venezuela y Bolivia no la consiguen.

¿Como se le ocurre a estos radicales de izquierdas, agrestes e inclasificables afimar que el FMI y el BM prestan dinero con contrapartidas políticas?

Señores editorialistas de El País, ¿han oído ustedes hablar de los Planes de Ajuste Estructural? Según Patxi Zabalo, en el Diccionario de Acción Humanitaria y Cooperación al Desarrollo editado por HEGOA, es un “Conjunto de medidas de política económica basadas en la austeridad y en la liberalización de la economía para posibilitar el saneamiento financiero y un futuro crecimiento económico. Normalmente, un Programa de Ajuste Estructural (PAE) es la condición impuesta por el FMI y/o el BM a un país para otorgarle respaldo financiero destinado a afrontar un grave problema de pagos internacionales.

Esto, en castellano antiguo, se llama prestar dinero con contraprestaciones políticas.

Anuncios

One Response to Subiendo el tono

  1. Manel Bermejo dice:

    Desde la estupefacción que me produce esta noticia sólo quiero añadir una cosa (cuando consiga encajarme de nuevo la mandíbula intentaré pensar en algo más, sobre todo en referencia a la legitimidad democrática, elecciones libres, sistemas de elección, etc.)
    El Banco del Sur es una propuesta y los Planes de Ajuste Estructural una realidad probada, por lo que a diferencia del primero podemos evaluar su eficacia y sus resultados. Estos Planes han llevado a la catástrofe a innumerables países debido a medidas económicas impuestas (que ni de lejos tenían una semejanza con las políticas de los países que las imponían) y han servido para empobrecer a los más enriqueciendo a los menos y crear países súbditos de otros.
    Por favor al menos den al Banco del Sur tiempo para cometer sus propios errores, y luego comparamos.
    Manel Bermejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: